La periodoncia es una especialidad dental que se dedica al tratamiento y prevención de enfermedades de las encías y el hueso que sostienen los dientes. Estas enfermedades, conocidas como enfermedad periodontal, incluyen la gingivitis y la periodontitis.

La gingivitis es una inflamación de las encías causada por la acumulación de placa bacteriana. Si no se trata, puede progresar a una enfermedad más grave llamada periodontitis, en la que las encías se separan de los dientes y el hueso que los sostiene se destruye.

El tratamiento de la enfermedad periodontal incluye limpiezas dentales profesionales, en las cuales se elimina la placa y el sarro acumulado en las encías y debajo de las mismas. Además, puede incluir procedimientos quirúrgicos para reparar o regenerar el hueso y las encías dañadas.

La prevención de la enfermedad periodontal incluye una buena higiene oral, el uso de irrigador y cepillado regular, así como visitas regulares al dentista para detectar y tratar cualquier problema temprano.

Es importante mencionar que la enfermedad periodontal puede tener efectos graves en la salud general.

La inflamación crónica causada por la enfermedad periodontal puede aumentar el riesgo de enfermedades cardíacas y derrames cerebrales, ya que puede aumentar la inflamación en el cuerpo y el nivel de marcadores inflamatorios en la sangre. También se ha relacionado con la diabetes ya que las personas con diabetes tienen un mayor riesgo de desarrollar enfermedad periodontal y viceversa.

Además, la pérdida de dientes y hueso debido a la enfermedad periodontal puede afectar la masticación, la digestión y la capacidad de hablar, lo que puede afectar la calidad de vida. También puede afectar la estética y la autoestima.