Los implantes dentales son una forma de reemplazar dientes perdidos o dañados. Se trata de un poste de titanio, de forma habitualmente cilíndrica, que se coloca en el hueso de la mandíbula o maxilar para sostener una prótesis dental, como una corona, un puente o una dentadura completa. Los implantes son una opción popular debido a su efectividad y durabilidad.

Una vez que el implante ha sido colocado en el hueso, se deja un período de tiempo para que el hueso se adhiera al implante, proceso conocido como osteointegración. Una vez completada la osteointegración se coloca una pieza llamada «pilar» que se encarga de conectar el implante con la prótesis dental, ya sea una corona, puente o una dentadura completa. 
También existe la posibilidad de realizar una carga inmediata el mismo día del acto quirúrgico, todo dependiendo de un diagnóstico favorable para ello.

Los implantes dentales ofrecen una solución fija y estable para la pérdida dental, lo que significa que no se mueven ni afectan al habla, al igual que ayudan a mantener la estructura ósea y previenen la pérdida de hueso en la zona afectada. Sin embargo, es importante tener una buena salud oral y ósea antes de considerar un implante dental. En nuestra Clínica de Oviedo estamos especializados en dicho tratamiento, consúltanos sin compromiso,